Una experiencia inolvidable. Duathlon Off Road 2014.

Publicado el 11 de mayo, 2014 en Sin categoría

 Como todo un novato cuando hace algo por primera vez, pregunte mucho y estaba inseguro de en que me había metido.

Privando en hombrecito me inscribí en el duathlon full, Cero relevo y como solo iba a cogerlo de “entrenamiento” para el Survivor el día antes me fui a hacer 90km en MTB. (Yo sabia que me pasaría factura al día siguiente).

Pero nada, después del monteo del sábado hice todo el procedimiento debido. Religiosamente hice lo necesario para no explotar al día siguiente, Hidratación extrema, masajes, mucha comida y descanso.

A levantarse tempranito pal mambo! Llegamos, ( Excelente logística de parqueos para los vehículos) subimos todo a la zona de transición y nos comenzamos a fijar en lo que hacían los pros para cometer los menos errores posibles en la zona de transición.

Arranca la corredera y salgo en sprint con el grupo de los verdugos, sabía que no era mi ritmo pero ya me habían contado que era un trillo estrecho y que se podía entaponar, bajo un poco el ritmo y continuo. Pero no me acordaba que mi cuerpo después del ciclismo no es el mismo y mis tobillos ya no tienen la misma fuerza.

A no mas de 2km de iniciada la carrera me doble el izquierdo y tuve que detenerme. Pensé en dejarlo ahí mismo pues los que me iban pasando en ese momento me decían “Que pasoo??” Y yo les contestaba a cada uno de ellos “Me jodi el tobillo” a lo que respondian:  “No lo forces” o “Caminalo” o “Si te duele mucho devuelvete” y yo, terco al fin, decidí continuar al paso a ver como se comportaba, caminando y trotando con mucho cuidado. Iba muy al paso lo que me hizo perder muchas posiciones.

A medidas que fui avanzando, me fui sintiendo mejor y pude subir las cuestas súper rápido pues en ellas no me dolia nada. Debo resaltar que la hidratación del evento estuvo excelente.

Llegando a la zona de transición veo como ya los corredores duros iban saliendo en sus bicis y a mi me faltaba un tremendo pedazo a pie y yo aún semi cojo. Llego a mi bici, me engancho todos los feferes y le doy.


Salí como “la jondaerdiablo” por ahí pues en la bici el tobillo iba riendose. Comencé a recogiendo a los inexpertos en MTB, me tire en el rio y me caí, metiendonos yo y la bici enteritos al agua… Me paro, recojo mi bici y le doy sin pensarlo mucho, todo el que estaba ahí nada mas me miro como “y ete maldito loco?”.

Segui con ritmo agresivo y en recogedera de gente. Le di como e’! Pidiendo permisitos por pipá, hice muy buen tiempo en la bici y recupere bastantes posiciones. Ya llegando a la otra cruzada de rio me encontré con mi grupito de MTBikers y les vocie ” Miralos ahiiii, tamo’ aquí, vamo a daile!”

Como un chucho en lo plano, hacia los ultimos trillos en dirección a la segunda transición dejo al grupito y llego a dejar la bici para darle a los ultimos 3km a pie semicojo.

Me hidrato y le doy como puedo para acabar, logro mantener mi distacia del grupo por un buen pedazo, entre camino y trote continuo y vuelvo a atrasarme algunas posiciones. Ya llegando a la meta “espero” a mi coequipero Jorge y entramos juntos en sprint a la meta. Tremenda carrera, que batalla contra mi mismo!

Y como es característica de este evento desde un inicio, muy bien organizado y pensado… Llegue con mi sirimba y había de todo en meta para recuperacion, baños disponibles y masajistas para las patas duras, excelentes atenciones medicas y medicamentos a mano para la inflamación de mi tobillo… Gel, pastillas, hielo, un spray mentolado e indicaciones de lugar.

Muy a gusto de haber participado en tan buen evento, una experiencia inolvidable.

Éste que esta aquí no se queda para el próximo!

Gracias a Dominicana Triathlon Club

Escrito por: